Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

Ben Simmons fue el gran protagonista del final del juego ante los Pacers, en donde los Sixers vencieron por 119-116, manteniéndose invictos en casa con un balance de 9-0 en el Sur de Philadelphia.

Tres robos de balón de la estrella australiana, en el último minuto del encuentro, propiciaron el triunfo de los Sixers en un final muy ajustado, incluso impidiendo a los Pacers poder optar a la victoria, en la recta final del juego.

En los primeros compases del partid, nada hacía presagiar que el final sería de infarto. Los Sixers comenzaron el juego con buen pie y tuvieron considerables ventajas, que hacían pensar en una victoria cómoda para los chicos de Brett Brown. Los Sixers tuvieron casi siempre ventajas cercanas a la decena de puntos en el primer periodo, acabando los primeros doce minutos de juego con un resultado de 38-29.

La dinámica se mantuvo en el segundo cuarto, cuando los Sixers incrementado su dominio incluso a los 15 puntos de ventaja (55-40 con 6:31 por jugar). Pero fue ese el punto de inflexión que necesitaron los Pacers para equilibrar el juego y mantener la igualdad hasta el final del partido.

Fueron esos seis minutos finales antes del descanso, los que aprovechó el equipo de Indiana para ir reduciendo poco a poco la ventaja local y acabar yéndose del vestuario con un marcador de 65-65 tras los primeros 24 minutos disputados.

En la segunda mitad predominó la igualdad y tan solo cuando se acercó el final del tercer periodo, los Pacers intentaron dar un golpe de efecto al juego y marcharse en el marcador (79-86 con 3:27 por diputar del tercer periodo), pero al final la rebelión quedó sofocada por los Sixers y la igualdad volvió a presidir el encuentro (93-93 al final del tercer cuarto).

Ya en el último cuarto todo fue de un equilibrio casi total, con alguna imprecisión por ambos bandos en los últimos instantes del juego, que sentenciaron al encuentro a un final de infarto, en donde la figura de Ben Simmons fue más que clave.

Con posibilidades de sentenciar el juego los Pacers, Ben Simmons robó un balón para que Tobias Harris concluyese el consiguiente contraataque, para poner por delante a Philadelphia (115-114 con 9.9 segundos por disputar).

Luego otro robo de balón impidió a Indiana poder lograr ponerse de nuevo por delante, y de paso propició la sentencia para Philadelphia (con dos tiros libres de Tobias Harris primero y otros dos de Joel Embiid instantes más tarde) y el último robo lo logró en un balón al campo de los Sixers a la desesperada con apenas nada en el marcador por disputar, para sentenciar el triunfo local por tres puntos.

Además de la sensacional actuación de Ben Simmons en los últimos instantes del juego (acabó con 15 puntos y un 9-13 en tiros de campo, 6 rebotes, 13 asistencias y 4 robos de balón en total), también hay que destacar la sensacional actuación del center africano de los Sixers.

Joel Embiid acabó el juego con 32 puntos anotados, además de sumar 11 rebotes (10 de ellos en defensa), 4 asistencias y 2 robos de balón. Entre ambos lograron una sensacional actuación y volvieron a demostrar el gran binomio que Philadelphia tiene, en este gran proyecto que trata de lograr un campeonato para la ciudad.

Tobias Harris también se unió a la fiesto y acabó el juego con 22 puntos en una sensacional encuentro (8-16 en tiros de campo), además de sumar 4 rebotes y 2 asistencias. Destacar la increíble transición que acabó con uno de sus volcadas, tras robo de Ben Simmons y que colocó el 115-114 en el marcador (además de los dos tiros libres que posteriormente anotaría para sentenciar la ventaja de los Sixers).

También el dominicano Al Horford logró cuajar un gran juego, con 15 puntos y un 6-8 en tiros de campo (3-4 en triples), con 3 rebotes (todos en defensa) y 3 asistencias, además de 2 robos de balón.

El quinteto titular de Philadelphia lo completó Furkan Korkmaz con 12 puntos en 22 minutos disputados y un 4-9 en tiros de cmpo (3-7 en triples), con 2 robos de balón y completando a un quinteto titular que sumó 96 puntos de los 119 de Philadelphia.

Del banquillo de Brett Brown destacar la actuación una vez más de James Ennis III, que en 27 minutos en pista logró un 3-7 en tiros de campo (2-3 en triples),, además de sumar 4 rebotes, 2 asistencias y 2 robos de balón. También anotaron Mike Scott con 4 puntos (1-3 en tiros de campo), Raul Neto con 5 puntos (2-3 en tiros de campo, con 2 rebotes y 2 robos de balón) y Matisse Thybulle con otros 5 puntos.

El siguiente rival será Utah, que pretende ser un coco en el Oeste, por lo que el juego ante los Jazz no será fácil. El objetivo es sumar un nuevo triunfo y permanecer invictos en casa.

Hasta pronto desde España.

@Sixers_Espanol



Source link

Leave a Reply